Sofía Castro
El hiyab es identidad

Sofía Castro es una musulmana en Latino América y el miembro de la comunidad shiíta de Argentina.

El Rhyaftgan (amplia base de datos misioneros y conversos) 

– Por favor preséntese a sí mismo para nuestros lectores

+ Mi nombre es Sofía Castro, tengo 29 años, soy Argentina y actualmente soy estudiante del seminario teológico en la ciudad de Qom.

– Que lo motivo abrazar el islam? y que cambios ocurrieron en su vida después de aceptar el islam?

+ Gracias a Dios, a mis 17 años tuve la bendición de conocer una mujer musulmana y nos hicimos grandes amigas… A través de ella comencé a conocer el islam, intercambiábamos libros,charlas,debates, y contestaba todas mis dudas y preguntas… Luego de un tiempo me invitó a conocer la mezquita y comencé a tomar clases, primero de idioma árabe y luego de conocimiento del Islam… Durante casi un año asistí todos los sábados a la mezquita hasta que, convencida con el alma, pero sobre todo con el intelecto, decidí aceptar el Islam como mi religión y forma de vida. Los cambios en mi vida fueron ocurriendo paulatinamente…ya antes de dar mi Shahada (testimonio de fé) yo había comenzado a rezar, ayunar y no consumía cerdo ni alcohol…mis padres iban viendo estos cambios en mí y gracias a Dios veían que éstos cambios eran positivos, incluso mi carácter estaba cambiando, estaba más tranquila, comprensiva y creo que fue por ésto mismo que para ellos no fue difícil aceptar mi conversión al islam… Luego, al poco tiempo de ser musulmana, decidí comenzar a utilizar el velo y eso fue un gran desafío!. Enfrentarme no solo a la sociedad, a la gente de lo ciudad que nunca había visto una musulmana más que en la televisión, sino que el desafío más grande fue enfrentarme a quienes me conocían de toda la vida y veían cambios tan grandes en mi…mucha gente decidió alejarse, pero quienes realmente me querían y valoraban, se quedaron cerca mío, aceptando mi cambio. Yo me sentía feliz, en paz y creo que eso se reflejaba.

– cuál era su punto de vista respecto a la mujer en el islam?

+ Creo que la mejor manera de conocer la posición de la mujer en el islam fue para mí, conocer a mujeres musulmanas, sobre todo a aquellas ejemplares de la historia… Hay una creencia de que el lugar de la mujer en el islam es el de servir al marido, la casa y los hijos, pero los ejemplos en la historia islámica nos demuestran que las mujeres han jugado un papel decisivo para el resguardo y la continuación de la religión… Fátima Zahra (a.s) no fue solo la hija del Profeta, fue también quien se levantó y plantó ante la opresión de los gobernantes luego de la muerte del Profeta (BPD) reclamando también los derechos robados a su esposo. Zainab al kubra (AS) de quien aún conservamos sus discursos, permitió la continuación del Islam, reviviendo el martirio de sus hermanos y familiares… El lugar de la mujer en el islam es aquel que le permite desarrollarse, espiritual, familiar e incluso políticamente en armonía.

– Qué opina sobre el velo islámico (el hiyab)?

+ Para mí el hiyab, si bien tiene una función de protección del pudor de la mujer, es mucho más que eso… El hiyab es identidad. Cuando caminamos por la calle con nuestro velo, la gente sabe que somos musulmanas y muchas veces se acercan a preguntar  cosas sobre nuestra religión…cuando estudiamos o trabajamos con nuestro velo, se rompen estereotipos sobre la mujer musulmana, y entonces la gente se acerca interesada en nuestra forma de vida…el hiyab es la bandera del Islam.

Yo tuve una necesidad espiritual muy fuerte, un llamado del alma…ya no me sentía cómoda sin usarlo y fue por eso que decidí, pese a vivir en una ciudad donde no habían musulmanes, enfrentarme a todo y colocarme el hiyab…y gracias a Dios e recibido más experiencias positivas que negativas.

– Acaso ha tenido experiencia de conversar con los no musulmanes sobre el hiyab?

+ Si, muchas veces…cada vez que salgo siempre hay alguien que pregunta por el velo, por el islam…puede ser un poco cansador, pero es realmente muy satisfactorio…la gente quiere saber qué es el islam.

– Las mujeres musulmanas en su país participan en las actividades sociales?

+ Creo que si bien la sociedad argentina se muestra bastante abierta y comprensiva al uso del velo y el islam, aún nos faltan terrenos por conquistar… todavía tenemos un desafío muy grande en cuanto a lo laboral…muchas empresas no emplean mujeres musulmanas por su velo y a nivel político, el gobierno de Mauricio Macri ha iniciado una serie de acciones que buscan criminalizarnos, mostrar una imagen que no es real, del musulmán como peligroso para la sociedad argentina…eso ha sido muy malo para la comunidad islámica,y si bien considero que los jóvenes sobre todo son muy abiertos y sin prejuicios, parte de la sociedad está más reaccionaria con las minorías, no solo la islámica, sino todas. Pero al margen de ésto, ya somos parte del entramado social y en general la gente nos acepta y respeta.

– ¿ideológicamente cuáles son las cuestiones más importantes así como las necesidades del conocimiento de los hermanos y hermanas shiitas en su país?

+ Creo que lo que preguntan principalmente es por qué usamos el velo y a partir de ahí devienen muchas preguntas sobre el islam, sobre nuestra vida familiar y nuestras creencias.

– En su opinión cual es la mejor manera de presentar al islam a los no musulmanes?

+ Yo siempre digo que la mejor manera de enseñar el islam, es el ejemplo. Si demostramos  que los musulmanes son personas con ética, que tratamos con respeto a nuestros compatriotas…si ven el trato que tenemos con nuestros padre, hijos, la gente se pregunta ¿Es realmente el islam lo que dicen los medios de comunicación? Y a partir de ahí viene la sed por querer saber qué es lo que hace que tengamos ciertas conductas y nos alejemos de otras…

Estamos en una época donde la gente tiene una fuerte necesidad espiritual que saciar y eso es terreno fértil para el islam.

Por otro lado, el islam trae, en la cultura del disfrute banal y efímero, una forma de vida basada en el disfrute de la conexión y cercanía a Dios…de disfrutar las pequeñas cosas, pararse y admirar a Dios en lo que nos rodea… Nos hace pararnos en medio de esta sociedad que nos rodea y nos exige un ritmo antinatural a disfrutar y agradecer lo que poseemos…y eso trae tranquilidad al alma y al corazón.

 

Fuente: shafaqna.com

به اشتراک بگذارید :

دیدگاه

لطفا دیدگاه خودتون رو بیان کنید: