Thomas J. Abercrombie el fotógrafo de National Georgraphic se hizo musulmán

El Islam fue algo que llevó con él todo su vida desde ese momento y llegó a hacer la peregrinación a la Meca hasta cuatro veces. Fue la primera de ellas, poco después de haberse hecho musulmán, la que fotografió para el National Geographic.

El Rhyaftgan (amplia base de datos misioneros y conversos) A veces encontramos historias que nos inspiran. Gente que ha vivido un vida plena y, en ella, ha encontrado el Islam. Thomas J. Abercrombie, o Hajj Umar, es una de esas personas. Fue fotógrafo y escritor para National Geographic durante más de 40 años y le ocurrieron todo tipo de aventuras por todo el mundo. Fue, también, el primer occidental en fotografiar el Hajj, la peregrinación a la Meca, cuando tomó parte en esta una años después de hacerse musulmán.

Con su cerrada barba, su constitución compacta y su sed de aventuras muchas veces se comparó a Thomas Abercrombie con Ernest Hemingway. Y desde mediados de 1950 hasta principios de 1990, sus aventuras hubiesen causado envidia el mismo Hemingway.

En 1957 Abercrombie fue el primer corresponsal civil en llegar al Polo Sur, y no le importó permanecer en él, a temperaturas por debajo de los 70 grados bajo cero durante varias semanas más de lo esperado. En los 60, mientras cruzaba un puerto de montaña en Afganistán, su caballo intentó tirarle y se quedó colgando de un estribo sobre un peligroso abismo. Un par de años más tarde, en Cambodia, consiguió burlar a una multitud enfurecida ansiosa por acabar con cualquier americano, haciéndoles creer que era francés.

Abercrombie, o Hajj Umar, visitó los siete continentes y parecía que lo había visto todo en ellos, entre ellos y a su alrededor, desde el desierto de Rub al-Jali, en Saudi Arabia, a los megalitos de las Islas de Pascua. Viajó a Japón, Indonesia, Irán y las repúblicas asiáticas de lo que era la Unión Soviética. Visitó todos los países de Oriente Medio y quedó tan encantado con sus gentes y su cultura que en 1964 se hizo musulmán.

El Islam fue algo que llevó con él todo su vida  desde ese momento y llegó a hacer la peregrinación a la Meca hasta cuatro veces. Fue la primera de ellas, poco después de haberse hecho musulmán, la que fotografió para el National Geographic, siendo el primer occidental en hacer un reportaje sobre el Hajj.

Viajó con avión (a veces incluso los pilotaba), barcos de vela (también estos…), canoa, Land Rover, trineo, caballo, mula, camello, yak, y cuando todo lo demás fallaba, a pie. Navegó el el río St. Laurence, fue con un tren de 400 camellos sobre el Sahara y buceó con Jacques Cousteau. Era famoso por destrozar coches, y tuvo muchos. Una vez llegó a poner un pequeño avión en sus gastos de viaje para National Geographic.

Conoció a soldados y mineros de diamantes, granjeros y adivinos, wandering nómadas y tribus de Stone Age, emires, sheijs y reyes. Para las emergencias llevaba pequeños lingotes de oro suizo en su equipaje, y, para emergencias mayores, un AK 47.

Como Hemingway, Abercrombie escribió sobre la pesca, pero su historia de esto incluía fotos tomadas nadando en el Lago Hurón bajo un capa de hielo de 20 centímetros.

Thomas J. Abercrombie nació el 13 de agosto de 1930 en Stillwater, Minn, Estados Unidos. Aprendió su oficio de fotógrafo en el instituto, donde también conoció a su futura esposa, Lynn. Se casaron en 1952 y permanecieron casados toda la vida, compartiendo todas sus aventuras, dado que Lynn también era fotógrafa.

Después de un tiempo cubriendo Oriente Medio, Hajj Umar se convirtió en el experto de National Geographic sobre esta zona. Pero no se dedicó exclusivamente a ella sino que siguió viajando hasta que se retiró en 1993. A partir de entonces se dedicó a enseñar fotografía y geografía en la universidad George Washington.

Hajj Umar murio en el 2006 después de haber vivido una vida plena en la que Dios le dio la mayor de las bendiciones, encontrar el Islam.

Fuente: newmuslim.ne

به اشتراک بگذارید :

دیدگاه

لطفا دیدگاه خودتون رو بیان کنید: